Endpoint: el rompecabezas de la traducción farmacéutica


The primary endpoint was the change from baseline to endpoint (week 26) in subject weight (J Clin Psychiatry, 2006 Feb;67(2):258-62).


No cabe duda de que uno de los problemas más difíciles que afronta el traductor de textos médicos para la industria farmacéutica es la imprecisión semántica de algunos términos en inglés. El término endpoint, de uso muy frecuente en los textos médicos modernos, y especialmente en la investigación clínica, es quizás la mejor ilustración de esta dificultad, como muestra la cita incluida como epígrafe.

 

Abordaremos aquí la traducción al idioma español de esta palabra en el contexto de estudios clínicos, dejando a un lado su uso en procesos químicos como la titulación, donde su significado de “punto final” es más sencillo y no suele plantear problemas al traductor.

Ilustraremos este artículo con un ejemplo concreto. Si bien se trata de un ejemplo ficticio, por su estrecha similitud con lo que se lee comúnmente en la literatura científica, no dejará de recordar a muchos traductores los dolores de cabeza que han sufrido para traducir correctamente la palabra endpoint.

Imaginemos pues un estudio clínico de cardiología que define la variable principal utilizada para evaluar la eficacia del medicamento de la siguiente manera:
The primary efficacy variable will be the time to first event from the composite endpoint of cardiovascular death, non-fatal myocardial infarction, or non-fatal stroke.

 
Endpoint = punto final

Literalmente, endpoint significa “punto final”. En los ensayos clínicos, resulta lógico pues que este término se emplee para designar el momento en que termina el estudio para un determinado sujeto, en oposición a baseline que se refiere al inicio del estudio. De ahí que podamos encontrar expresiones como change from baseline to endpoint, que representa la variación (de una determinada variable) entre el inicio y el final del estudio.

Endpoint = acontecimiento clínico

A raíz de un pequeño cambio de sentido, endpoint puede designar no solo el momento que marca el final del estudio, sino también un acontecimiento que se considera final en un determinado sujeto. La muerte constituye el endpoint más evidente pues un sujeto que ha fallecido no puede seguir participando en el estudio. No obstante, pueden emplearse otros acontecimientos para marcar el final del estudio en un determinado sujeto: acontecimientos clínicos (en nuestro ejemplo, un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular), o bien, la hospitalización del sujeto, o incluso su curación, etc. Por consiguiente, el término endpoint en el contexto de los estudios clínicos puede significar “acontecimiento clínico que marca el final del estudio en un determinado sujeto”, o por decirlo de forma más corta “acontecimiento clínico final”. Esta definición inicial ha ido evolucionando con la creciente sofisticación de los protocolos de estudios clínicos. Poco a poco, endpoint se ha convertido simplemente en un acontecimiento importante, aunque no necesariamente final. De ahí que, en muchos casos, endpoint no sea más que un “acontecimiento clínico”.

Endpoint = criterio de valoración

Por su interés médico, estos “acontecimientos clínicos” se utilizan frecuentemente para evaluar la eficacia y la seguridad de un medicamento. De hecho, en muchos casos, la eficacia de un medicamento se define como su capacidad para evitar o, al menos, retrasar un “acontecimiento clínico”. De ahí que el sentido de endpoint haya evolucionado de “acontecimiento clínico” a criterio de valoración (basado en acontecimientos clínicos) o simplemente criterio de valoración”.

En el caso particular de un composite endpoint, como sucede en nuestro ejemplo, este criterio de valoración puede incluir varios acontecimientos y lo que el estudio examina es la ocurrencia del primero de ellos en un determinado sujeto. En nuestro ejemplo, los tres acontecimientos que componen el criterio de valoración compuesto son la muerte de origen cardiovascular, el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular. El estudio considera que un sujeto reúne los requisitos del criterio de valoración en el momento en que sufre cualquiera de los “acontecimientos clínicos” incluidos en el criterio. De ahí que composite endpointhaya cobrado poco a poco el sentido de “criterio de valoración compuesto”.

Endpoint = variable

A partir de este criterio de valoración que incluye distintos acontecimientos clínicos, pueden definirse varios tipos de variables, por ejemplo:

  • el porcentaje de sujetos que reúnen los requisitos del criterio de valoración (es decir, que sufren alguno de los acontecimientos clínicos incluidos en el criterio) durante un determinado periodo; o
  • el tiempo para que un determinado porcentaje de sujetos (por ejemplo, el 50%) reúnan los requisitos del criterio de valoración;
  • etc.

Es posible construir distintas variables a partir de este criterio, en función del objetivo del estudio y de las expectativas de los investigadores.

¿Por qué definir una variable y no limitarse al criterio de valoración basado en un acontecimiento clínico? Por la simple razón que es imposible analizar matemáticamente un criterio consistente en uno o varios acontecimientos sin antes definir una variable aleatoria. En nuestro ejemplo (bastante clásico, por cierto), la variable definida es el tiempo transcurrido hasta que ocurra el primer acontecimiento clínico incluido en el criterio de valoración. Los valores de esta variable, expresados en días por ejemplo, se utilizarán en análisis bioestadísticos, permitiendo todo tipo de cálculo, comparaciones entre grupos de sujetos, entre tratamientos, etc.  Observamos pues que la necesidad de demostrar la eficacia o la seguridad de un medicamento mediante análisis estadísticos ha conducido a definir una variable (tiempo transcurrido hasta que se reúnan los requisitos del criterio de valoración compuesto), la cual a su vez recibe el nombre de endpoint

De hecho, tras un nuevo abuso de lenguaje, cualquier variable puede recibir el nombre de endpoint, aunque no refleje ningún punto final ni el hecho de reunir los requisitos de algún criterio de valoración, por ejemplo la variación de la puntuación de una escala de dolor.

Todos estos ejemplos muestran claramente la polisemia y el carácter camaleónico de la palabra endpoint en inglés en el contexto de los estudios clínicos.

En resumen, la siguiente tabla ilustra los diferentes matices semánticos de la palabra endpoint, que puede adoptar cualquiera de los sentidos mencionados. Para elegir la traducción más adecuada, el traductor se orientará por el contexto y deberá primero comprender perfectamente la intención del autor.

 

 
Endpoint =
punto final
Endpoint = acontecimiento clínico
Endpoint = criterio de valoración
Endpoint = variable
Ejemplo real extraído de la literatura científica

Score changed from 8 at baseline to 5 at endpoint.

The primary endpoint was the 30-day occurrence of death.

Composite endpoint of cardiovascular death,
non-fatal myocardial infarction,
or non-fatal stroke
The primary endpoint of the study was absolute change from baseline in percent predicted FEV1.

 

En nuestro ejemplo del estudio oncológico, el sentido de endpoint corresponde claramente a “criterio de valoración”. Además, el uso simultáneo de las palabras variable y endpoint en el texto en inglés obliga a tener mucho cuidado para evitar confusiones. En el ejemplo, el endpoint es el criterio compuesto por 3 acontecimientos clínicos y la variable es el tiempo transcurrido hasta que se cumpla este criterio, es decir, hasta que ocurra alguno de los 3 acontecimientos clínicos en cuestión.

A modo de conclusión, ante la falta de coherencia en el empleo del término endpoint en inglés, su marcada polisemia, los abusos de lenguaje tan frecuentes en la jerga de los estudios clínicos que incluso pueden llegar hasta el uso simultáneo de dos sentidos distintos de la palabra endpoint en un mismo documento (véase la cita inicial), no nos queda sino recomendar al traductor que ejerza la mayor cautela posible al traducir esta polifacética palabra. Es imposible proponer un equivalente sistemático sin exponerse al riesgo de cometer graves contrasentidos. Antes de proponer una traducción en un determinado contexto, el traductor siempre debe plantearse la siguiente pregunta: cuando el autor utiliza la palabra endpoint, ¿a qué se refiere exactamente?”